Relato de Evento 11/12/19

Lo que se hizo y/o discutió.

Este evento fue más informal. Comenzamos con la clásica meditación inicial y puesta en común. Pudimos practicar el método TRE del Dr. David Berceli para la relajación de tensión, y tras comentar impresiones y aprendizajes hicimos un ejercicio final de desarrollo de percepción corporal con respecto a nuestra relación con el trabajo.

Cómo yo lo viví.

Este evento lo he vivido en una mezcla de sensaciones encontradas. Era un evento contra todo pronóstico desde que lo planteé, dadas las fechas tan malas de Diciembre, pero estoy muy contenta de que haya salido adelante con un grupo pequeñito en un entorno diferente: mi casa.

Una vez más el trabajo en grupo me ayudó a mí también a ver cosas nuevas sobre mí misma, y sigue siendo un beneficio insospechado que no deja de sorprenderme en la dinámica del Club. Aunque sé perfectamente que participar en grupos de crecimiento es un potenciador o acelerador del aprendizaje sobre uno mismo – ¡y por eso creé el club! – , me quedo impresionada de comprobar cómo me ayuda también a mí.

En plena transformación del Club estas semanas este evento representa quizás algo que se venera mucho en las artes marciales y que hemos olvidado en occidente: la figura del tigre agazapado.

El momento más peligroso de un tigre es cuando se encoge para dar su salto mortal de ataque. Es el momento en el que reúne todo su potencial y lo concentra en el objetivo a derrotar. Como una especie de paso atrás mental y emocional que da fuerza para relanzar el movimiento hacia delante de un modo mucho más centrado.

Y por ello en mitad del mareo que me supone aprender a usar las herramientas tecnológicas nuevas que deberán apoyar la nueva etapa del club, y sabiendo que perderemos una cantidad importante de socios en el proceso, me dio confianza y me reafirmó en mi estrategia el evento de ayer. Con poquitos participantes salen conversaciones más productivas, y ocurren aprendizajes y realizaciones nuevas.

Aprendizajes y reflexiones.

  1. El poder del ahora.

Ayer nos juntamos un grupito con perfil parecido: ex directivos de sueldo generoso metidos a una nueva profesión con más riesgo y menos seguridad financiera. Y el sentimiento general que se desprendía de la puesta en común inicial era de zozobra o preocupación.

Frente a mercados de demanda incierta o huidiza, nuevos servicios en desarrollo o la necesidad de desplegar nuevas habilidades, como son las comerciales,  las cuales quizás no nos hicieron falta en etapas anteriores, lo normal es preocuparse. Y frente a la preocupación nos fuimos directamente al método TRE a relajar nuestros cuerpos para así retomar el mando tranquilo de nuestras mentes.

El poder del ahora es el título de un bestseller escrito por Eckhart Tolle. De modo muy resumido nos dice que todo ocurre en el momento presente, y que todos los futuros posibles saldrán de lo que está ocurriendo ahora mismo. Nos recomienda por tanto dejar de pensar con la mente en cómo vamos a resolver problemas que aún no tenemos delante, y nos centremos en lo que sentimos ahora mismo.

Esta noción choca de frente con la cultura empresarial imperante de planificación estratégica y gestión de riesgos constante. Nos han educado para anticiparnos a lo que puede ir mal en el futuro, y tenemos muchos recursos y técnicas desarrolladas en nuestra mente para analizar, hacer escenarios y planificar acciones correctoras.

Hay situaciones de la vida, sin embardo, en los que la incertidumbre es demasiado grande, o los recursos disponibles son totalmente insuficientes. Y en estos casos, aprender a dejar de pensar en el mañana y centrarnos en calmarnos aquí y ahora se vuelve una habilidad potente de resistencia y refinamiento.

Ningún león sale corriendo a cazar su presa sin esperar a que llegue el mejor momento posible. Es interesante cultivar las técnicas y costumbres que nos ayuden a centrarnos y relajarnos hasta que nuestros sentidos estén al 100% y podamos responder a los retos con todo nuestro talento y potencial.

  1. El poder de la manada.

El término “manada” se ha vuelto algo feo y soez, dados los acontecimientos de violencia sexual tan horribles que hemos vivido en los últimos años, pero no deja de ser la unidad mínima de supervivencia de toda especie mamífera.

Nuestro individualismo actual nos hace olvidar que ningún animal mamífero puede sobrevivir sin su manada. Es una faceta de nuestro diseño biológico que impacta muchas más decisiones, reacciones y emociones de lo que nos damos cuenta en la vida cotidiana del empresario urbanita.

Pero cuando nos juntamos en un equipo o un grupo a hacer crecimiento personal nuestro cuerpo se relaja más y se entrega más a la resolución de sus asignaturas pendientes. Este fenómeno se observa muy claramente en la práctica del método TRE.

Recientemente la organización del Dr. David Berceli decidió publicar la secuencia de ejercicios que permite desencadenar el temblor involuntario del cuerpo. Este temblor es una facultad del sistema nervioso autónomo que ayuda al cuerpo a soltar tensiones físicas y emocionales a su propio ritmo. Os dejo el link si alguno queréis probarlo, y por supuesto quedo a vuestra disposición si queréis saber más sobre todo esto.

Si uno realiza los ejercicios solo en su casa y deja su cuerpo temblar un rato, el cuerpo no intentará resolver tensiones emocionales que no se sepan resolver solo. Es un mecanismo instintivo de auto-protección. Pero si los realiza en compañía de un facilitador o en un grupo de personas como hicimos ayer, el cuerpo identifica que está en una manada de apoyo y puede atreverse a abrir bolsas de emoción antigua que no abriría de no estar bien acompañado.

De este modo, cuanto más grande es el grupo de personas reunido para desencadenar el temblor involuntario, más potentes son las experiencias de relajación, pero también de movilización emocional, de los participantes. El facilitador debe estar muy bien formado para identificar y corregir cualquier posibilidad de una mala experiencia en uno de los participantes.

Esto que yo aprendí con sorpresa y curiosidad en mis años de formación con Berceli, también ocurre durante la realización de otras actividades en grupo, aunque no entramos en este nivel de riesgo. Cuando se juntan muchas personas las emociones se hacen más intensas, y a veces peligrosas: conciertos, manifestaciones en masa, o las propias vacaciones familiares de Navidades en las que nos juntamos todos durante varias veladas con alcohol, regalos y mucha comida.

Las manadas o grupos nos mueven a pesar de nosotros mismos. Cuanto más emocionadas, más poder pueden llegar a tener sobre cada individuo. Esto puede ser deseable y bienvenido si estamos haciendo crecimiento personal y contamos con un facilitador que sabe lo que está haciendo, o puede resultar en una mala experiencia que nos haga coger miedo y querer olvidar que estuvimos ahí.

Mi recomendación es estar muy atento a lo que sentimos cada uno en estos eventos y auto-regularnos, es decir, salir del evento o del grupo todas las veces que nos haga falta para volver a sentirnos tranquilos y relajados. La excusa de salir a fumar, de bajar el perro, o de coger una llamada es suficiente para separarnos de la manada que nos contagia y darnos unos minutos de relajación hasta volver a sentirnos “aterrizados”, o con los pies en la tierra.

Y si aún así “nos pilla el toro” emocional, simplemente podemos darnos unas horas o unos días para recuperarnos y salirnos de las emociones que nos han desbordado. Si no lo conseguimos, entonces es momento de buscar ayuda con amigos que nos relajen habitualmente, o incluso con un profesional del coaching, la terapia o la relajación.

Publicado por pinobethencourt

Leadership & Personal Growth since 2004.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: